Blog de consideraciones-violencia

El prisma de la agresividad y la agresión

Según Warren que define la agresividad como un tipo de conducta que se caracteriza más por una disposición a atacar que por una tendencia a eludir peligros o dificultades. Desde una vista psicoanalítica la agresividad es una tendencia o tendencias que se actualizan en conductas reales o fantasmáticas dirigidas a dañar a otros, destruirlos, contrariarlos o humillarlos según Laplanche & Pontalis, el diccionario de psicoanálisis.

Por otra parte, tenemos que la agresión se define como un ataque o asalto entendiendo por agresivo a aquel que es propenso a actuar de manera hostil (Gómez de Silva, 1988). En cambio, Warren considera que es un aspecto en el cual se tratan a los otros individuos como si fueran objetos que se utilizan para conseguir una meta.

Tomando en cuenta estos argumentos se puede decir que la agresividad se diferencia de la agresión por ser una tendencia o capacidad en comportamientos específicos y que pueden surgir como una forma de resistencia o de ataque frente a un entorno hostil. Mientras que la agresión se refiere al comportamiento que materialice la capacidad agresiva, es decir, las acciones concretas como golpes, maltrato, vejaciones. Una de sus características es que las acciones no son accidentales sino intencionales.

En cuanto a la violencia según el diccionario francés Le Robert, se define como el hecho de actuar sobre alguien o de hacerlo actuar contra su voluntad. La fuerza irresistible de una cosa y el carácter brutal de una acción. Esto nos muestra que la violencia es contraria a las normas y reglas sociales. 


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: